ACEITE DE CAMELINA

Producción de aceite

Para la producción de aceite de camelina, es necesario prensar las semillas de camelina, que contienen alrededor de 30-40% de aceite. Para este fin hay dos métodos posibles: ya sea a través de un prensado en frío utilizando una prensa de tornillo / prensa de aceite; o a través de una extracción. La extracción, aunque produce algo más de aceite, destruye sustancias importantes y valiosas contenidas en las semillas. Las semillas se limpian y se secan. Luego, se precalientan suavemente hasta la temperatura de la prensa. Si la temperatura de almacenamiento ya es lo suficientemente alta para el prensado mecánico, entonces las semillas no necesitan precalentamiento. Las semillas, que han sido tratadas de antemano, se introducen en una prensa de aceite vegetal para un prensado mecánico. Es posible un prensado cuidadoso y eficiente de las semillas de camelina utilizando una prensa, como la Prensa Universal Florapower, que extrae el aceite de las semillas con suavidad en el proceso de prensado en frío y especialmente de manera eficiente en el proceso de prensado en caliente.  

Alternativamente, para obtener el aceite, las semillas se trituran primero en una masa gruesa. Esta sustancia arenosa se satura posteriormente con un volumen igual de agua, luego se tuesta a 60-90 ° C y se prensa. El aceite se deja reposar y luego se filtra a través de una gasa. Sin embargo, la vida útil del aceite es relativamente corta, lo que se atribuye a la alta cantidad de ácidos grasos insaturados en el aceite. En consecuencia, las semillas deben ser procesadas poco después de la compra.

Prensa de aceite para el procesamiento de semillas de camelina


Características y vida útil en repisa

El aceite de semilla de Camelina es un aceite semisecante cuyo color varía de amarillo claro a amarillo dorado, o a naranja claro. Presenta un aroma verde, herbáceo, pirazina y ligeramente cítrico, que a menudo recuerda a una pradera recién cortada. En cuanto al gusto, el aceite se describe como ligeramente picante y que recuerda al aceite de semilla de mostaza. En color y en sabor, es algo similar al aceite de colza. El aceite se solidifica alrededor de -18 a -11 ° C. En contraste, a temperatura ambiente es líquido, pero se seca con relativa rapidez.

La composición de ácidos grasos del aceite de camelina contienen en gran parte de ácidos grasos insaturados, la mayor parte de los cuales es ácido α-linoleico (alrededor del 37,8%). También están presentes el ácido oleico (13,4%), ácido linoleico (16%) y erúcico (aproximadamente 2,76%); así como el ácido eicosenoico (5,33%), ácido palmítico y ácido esteárico (alrededor del 2-3%). Más allá de esta gama de ácidos grasos, el aceite también contiene muchas sustancias volátiles, como varios alcoholes y ácidos orgánicos, esteroles y tocoferoles, entre otros. Las altas porciones de vitamina E y γ-tocoferol son de particular importancia. El alto porcentaje de ácidos grasos insaturados en el aceite de camelina, sin embargo, lamentablemente también explica su vida útil relativamente breve.


Usos

En la industria farmacéutica y médica

Los estudios han demostrado (ver Lexikon der pflanzlichen Fette und Öle) que el consumo regular de aceite de camelina aumenta la porción de ácido α-linoleico en los lípidos séricos al tiempo que reduce el colesterol. Además, el aceite de camelina puede producir ésteres de cera, que a su vez representan sustancias fundamentales potenciales para lubricantes especiales en tecnología y para ciertas aplicaciones en el ámbito de la cosmética y la farmacia. El aceite de camelina también parece tener un efecto beneficioso sobre la arteriosclerosis, ya que tiene una muy buena proporción de ácidos grasos omega-3 y omega.6. Este aceite representa además una buena fuente de ácidos grasos omega-3, que son importantes para el cuerpo humano, y por lo tanto, constituye una buena alternativa al aceite de pescado. El alto contenido de ácido α-linoleico en el aceite de camelina, se considera valioso en el ámbito cosmético y, por lo tanto, se utiliza en la producción de aceites, cremas, lociones, jabones, etc.

En medicina popular  

El aceite de camelina se ha utilizado durante mucho tiempo en el área de la medicina popular. Se supone que fortalece el sistema inmunológico y también tiene un efecto de alivio del dolor, antiséptico y de curación de heridas. Se utiliza para ayudar contra diversas dolencias y enfermedades, como úlceras estomacales e intestinales, gastritis, cólicos, problemas de digestión, moretones y moretones, abrasiones de la piel, esguinces, contusiones, enfermedades de la piel, acné, inflamaciones y congelación, entre otras cosas. Incluso en el tratamiento de animales, encuentra su aplicación, como en el tratamiento de tricofitias o heridas.

   

En la industria 

El aceite de camelina también tiene una variedad de aplicaciones industriales. Ayuda en la producción de jabones y pinturas, por ejemplo. Además, sirve en la fabricación de aceite de lámpara luminoso y sin hollín. Este aceite también se usa fácilmente en la oleoquímica para producir polímeros, lacas, barnices (con aceite de linaza) y pinturas inocuas para el medio ambiente, ya que el aceite de camelina, debido a su alto contenido de ácidos grasos poliinsaturados, se encuentra entre los aceites de secado rápido.

En la cocina 

En la cocina, el aceite de camelina se puede usar intercalado con aceite de linaza. Es especialmente valorado para platos fríos, pero no debe calentarse. Desde una perspectiva nutricional, el alto contenido de ácido α-linoleico y la baja cantidad de ácido erúcico (<4%) son de especial importancia.

Las tortas de prensa, que se forman durante el prensado de las semillas de camelina, también pueden usarse, sin embargo, en Alemania no está permitido el uso de tortas de prensa de camelina en la alimentación animal. Esto se debe a la contaminación constante de las semillas de camelina importadas en los últimos años. Sin embargo, en un futuro próximo, esta prohibición podría revertirse pronto usando una reevaluación de la torta de prensa importada. En general, el contenido de aceite residual en las tortas es de alrededor de 8 a 17%. La porción de glucosinolato, taninos y sinapina es relativamente baja, lo que la hace inofensiva como alimento para animales. Sin embargo, el ácido fítico y su producto, el pentafosfato de inositol, se producen en cantidades algo mayores. Además, la torta de prensa también contiene pequeñas cantidades de sinapina y taninos (comparables a la proteína de soya).

 

 


Si descubrió algún error en nuestro sitio web o si desea ayudarnos a mejorar nuestros productos, nos complacería que nos escriba a  info@florapower.de.

Además de nuestro propio conocimiento adquirido a través de ensayos en nuestras prensas, se usaron las siguientes fuentes para crear el artículo:

  • Öle, natürlich kaltgepresst, Basiswissen & Rezepte, Marcus Hartmann, Hädecke, 2008
  • Heilende Öle, Pflanzenöle als Nahrungs- und Heilmittel, Neue Erkenntnisse, Günter Albert Ulmer Verlag Tuningen
  • Lexikon der pflanzlichen Fette und Öle, Krist, Buchbauer, Klausberger, SpringerWienNewYork, 2008
  • www.wikipedia.de
  • en.wikipedia.org

Síganos!

nach oben

Navegación

Prensa de aceite, Prensa de aceite vegetal, Prensa de tornillo, Expeller, Prensa caliente, Prensado de aceite, Planta de aceite, Precalentamiento de semillas, Prensa de Canola, Prensa de aceite en frío, Prensado en frío, Prensa de aceite en caliente, Prensado en caliente, Prensa de aceite de girasol, Sulución completa para semilals oleaginosas específicas, Plantas de extracción de aceite, Prensado en frió, Precalentamiento de semilla, Calentamiento de semilla, Semillas precalentamiento, Filtro de hojas de presion, Controlador de planta de aceite, Producción de aceite, Prensa de aceite de Augsburgo, Prensa de aceite alemana

Datos de contacto:

Florapower
GmbH & Co. KG

+49 821 / 8 99 49 88 40
info@florapower.de

Enfoque